Oportunidades laborales en centros residenciales

La crisis provocada por el COVID no sólo ha puesto en evidencia la falta de personal en hospitales públicos y Atención Primaria, también lo ha hecho en los centros residenciales.

En este último caso, expertos en gestión de centros residenciales ponen el acento en fortalecer la parte “sanitaria” del servicio sociosanitario que presta una residencia para no sólo cuidar de los mayores, también poder curarlos o, al menos, tener recursos para tratarlos médicamente mejor.

Este reto de “medicalizar” a los centros residenciales ha creado ya una necesidad de contar con nuevos profesionales para fortalecer el cuidado gerontológico de nuestros mayores.

Perfiles profesionales más demandados en residencias

Hay que decir que las oportunidades laborales que están empezando a aparecer son tanto para personal interno que puede capacitarse para cumplir con nuevas funciones, como nuevo personal contratado. Entre los perfiles profesionales más reclamados están los siguientes.

Puestos de coordinación y dirección

Gestión residenciasLa crisis de la COVID ha demostrado que es necesario contar en una residencia con profesionales formados en la salud y que tengan experiencia en la coordinación y resolución de situaciones complejas y de forma muy rápida. Como si estuvieran en una sala de urgencias.

En este sentido, ese o esa profesional debe tener al menos una formación de tipo Grado en Gerontología y Cuidados Geriátricos, la carrera diseñada precisamente para la coordinación de esos centros.

Médicos para residencias¿Médicos internos en residencias?

Actualmente (noviembre de 2020) hay un debate en España al respecto. Por un lado, la tendencia hasta la llegada de la COVID-19 era ir reduciendo los doctores en las residencias, pero dada la situación actual, ya no está tan claro.

Los que sí son partidarios -siempre lo han sido- de contar con un profesional médico residente luchan porque así sea, aunque se enfrentan a la falta de sanitarios y a una adecuación de la legislación de cada comunidad autónoma española al respecto.

Otros graduados sanitarios

Además de los doctores y doctoras, los centros residenciales requieren de otros titulados expertos como:

  • Fisioterapeutas especializados en el cuidado de mayores. Las lesiones crónicas suelen ser los mayores males en la tercera edad.
  • Educadores y trabajadores especializados en el campo sanitario de mayores. Con ello se consigue que las nuevas personas que entran en una residencia se adapten mejor. También estos profesionales se encargan de organizar actividades lúdicas, culturales e intelectuales para los mayores en coordinación con los sanitarios.
  • Psicólogos. Junto con los psiquiatras (externos) prestan una gran ayuda para mejorar el bienestar de los residentes.

Enfermeros y enfermeras

Enfermeras para residenciasSon los profesionales sanitarios más comunes en los centros residenciales y se van a necesitar más y especializados. Así, los perfiles sanitarios más reclamados son:

  • Profesionales de la enfermería especializados en neurología. Son muchos los mayores que padecen de Parkinson, Alzheimer o demencia senil.
  • Enfermeros y enfermeras expertos en urgencias.
  • Expertos en nutrición. De nuevo, especializados en la tercera edad.

Auxiliares de enfermería

En el siguiente escalafón profesional están los auxiliares, el grueso de la plantilla de un centro residencial. En este sentido, volviendo a las necesidades provocadas por el COVID, se requerirá de auxiliares mucho más capacitados para coordinarse mejor con el resto de trabajadores y gestionar mejor el funcionamiento del centro y tratamiento de los mayores.

* * *

La crisis sanitaria, como todas las crisis, abren ventanas a la mejora, en este caso de la gestión de los centros residenciales. Y ello lleva a la necesidad de contar con más y mejores profesionales. Formarse para el sector geriátrico es una oportunidad para mejorar laboralmente.

Opiniones

comentarios

Translate »