Cosméticos sostenibles para el cuidado de la piel de la cara

Relacionar el mundo de la belleza con la ecología es necesario, sobre todo por la cantidad de personas en todo el mundo que utilizan productos cosméticos, especialmente cremas para la cara. En este sentido, queremos explicar qué es la cosmética sostenible y, posteriormente, poner algunos ejemplos de productos para el cuidado del rostro.

Qué es la cosmética sostenible

Trazabilidad de un producto sostenible

Ocurre en otros sectores: lo que se llama ecológico o sostenible puede no serlo realmente. Y para poder demostrar sí o no lo es se utiliza lo que conocemos como “trazabilidad de un producto” o seguir el itinerario de la fabricación y distribución de las materias primas desde el punto de venta hasta la propia recolección o composición. En muchos casos, esto implica investigar sobre ese tratamiento en otros países, lo cual puede ser harto complicado.

Así las cosas, y centrándonos en la cosmética sostenible, para que una crema lo sea es necesario que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Que ningún componente o materia prima sea sintética o categorizada como no ecológica.
  • Que los métodos de producción del producto no tengan un impacto medioambiental negativo: emisión de CO2, Huella Hídrica, etc.
  • De la misma manera, el transporte de materias primas y el propio producto deben ser sostenibles, especialmente en cuanto a la emisión de gases efecto invernadero.
  • Que, una vez utilizado el producto, su “fin de vida” no tenga una huella ecológica negativa. Esto es que los residuos generados no tengan impacto ambiental, caso del uso del plástico.

Además de estos aspectos, el mundo de la ecología y la economía sostenible también empiezan a incluir en esa trazabilidad el aspecto laboral. Es decir, que en cualquier parte del proceso no se produzca explotación de los trabajadores.

Productos ecológicos para el cuidado de la cara

A partir de lo dicho y si lo que se busca es cuidar de la cara de forma sostenible, hablamos de dos productos disponibles y ecológicos.

Face mist

Face Mist ecológicoEl primero de ellos es la llamada bruma para la cara, también conocida por su nombre en inglés “face mist” y que se diferencia de otros productos por distribuirse en forma de aerosol.

En cuanto a su utilidad, está generalizado su uso como solución hidratante integral (nutre, repara, reduce arrugas, calma y suaviza), que se puede utilizar de forma individual o antes de aplicar otro compuesto cosmético. No obstante, cada vez es más común encontrar otros cosméticos en formato espray. Hay varias razones al respecto:

  • Se pueden crear formatos de recipientes pequeños muy cómodos de llevar.
  • La aplicación por spray permite también cubrir con el producto más área de cara y cuello en una sola aplicación.
  • Es un producto útil para todo tipo de pieles y se puede utilizar a cualquier edad.

Sérum

Sérum sostenible y ecológicoAl igual que la bruma para la cara, este suero cosmético tiene funciones hidratantes pero a nivel más interno de la piel. Con ello, se consigue reducir el envejecimiento de la misma desde los primeros síntomas. Incluso, en edades avanzadas se produce una mejoría palpable de la piel.

Junto a esto, hay que recordar también que este tipo de producto -especialmente si sus compuestos son totalmente naturales- se puede empezar a utilizar en la adolescencia para prevenir al máximo el envejecimiento de la piel.

Por último, el Sérum ha evolucionado para adaptarse a todo tipo de pieles (lo hay para secas y grasas) y también se distribuye con efectos antiacné o antimanchas.

Reflexión sobre el uso de cosméticos sostenibles

Por supuesto hay más cosméticos para el cuidado de la cara y cuello, pero lo más importante en relación a la distribución de los mismos es el aspecto ecológico.

Como decíamos al principio, cada día más personas utilizan cremas y tónicos para el cuidado de la piel. Y estos productos, debido a su composición y forma de distribuirse, pueden crear una huella ecológica excesiva. Así, apostar por fabricantes y distribuidores que distribuyan cosméticos sostenibles incide enormemente en el cuidado y la salud del planeta, al tiempo que se mantiene la actividad comercial y los consumidores pueden mostrar un rostro más saludable.

Opiniones

comentarios

Libros sobre el Genocidio de Ruanda