Tres de las ciudades más bonitas de Alemania

No está entre los cinco países más turísticos del mundo, pero no por carecer de lugares de interés. Todo lo contrario. Alemania cuenta con extensos ríos –con el Rhin con vía fluvial principal-, grandes bosques, cordilleras, extensos valles y bonitas playas en la costa del Mar del Norte. Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar en sus ciudades más turísticas, y comenzamos con su capital para mostraros los principales lugares que ver en Berlín.

Qué ver y hacer en Berlín

Como siempre, antes de hablaros de los lugares de interés de una ciudad o destino, recordaros que podéis ampliar información en las fuentes que hemos utilizado como esta para saber que ver en Alemania, con multitud de recursos e información útil sobre el país germano.

Pero vamos ya con Berlín, la mítica capital alemana tras la unificación de las dos Alemanias, con algo más de 3,7 millones de habitantes y sede del Bundestag u órgano legislativo del país.

Puerta de Brandeburgo

Puerta de BrandeburgoEs el símbolo de la ciudad y de la propia república federal. Se construyó en 1791 y está en la Plaza de París, en pleno centro de Berlín. El monumento daba acceso al Berlín nuevo cuando se inauguró y destaca por su gran tamaño: 26 metros alto por casi 70 de anchura.

La Puerta de Brandeburgo también separa la zona urbana, al este, del gran Parque de Tiergarten. Y, por supuesto, está rodeada de otros lugares de interés.

El Reichstag

Reichstag Bundestag BerlínNo muy lejos de la Puerta de Brandeburgo, un poco al norte, se encuentra este edificio sede de varios gobiernos en la historia de Alemania: del imperio prusiano, la República de Weimar y actualmente, donde se elige al presidente de la república cada lustro y también sede el parlamento de Alemania o Bundestag.

En cuanto al edificio, es de estilo neorrenacentista y su construcción culminó en 1894. El convulso siglo XX en Alemania hizo mella en este gran edificio y tuvo que ser reformado después de la Segunda Guerra Mundial.

El lugar es muy visitado tanto por alemanes como por turistas ya que se puede acceder al interior en los horarios fijados y con guías. Además, frente al edificio hay un bonito parque donde poder sentarse, hacer picnic y demás.

Checkpoint Charlie BerlínCheckpoint Charlie

Ya sabréis que en Berlín, después de la Segunda Guerra Mundial, comenzó otra: la Guerra Fria. Una de las consecuencias fue la construcción en 1961 de un muro para separar el Berlín Occidental y espacio económico de la República Federal del Berlín Oriental, parte de RDA. Es decir, el muro creó dentro de la Alemania prosoviética una zona aislada que había sido gestionada por Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia, y que tenía representantes políticos en el parlamento de la República Federal.

Ese muro sobrevivió hasta la caída de la URSS en 1989, momento en el que empezó a ser demolido y desaparecieron los controles entre ambos lados de Berlín. De aquellos controles sólo queda uno: Checkpoint Charlie, ubicado en la calle Friedrichstrabe y uno de los últimos recuerdos del Berlín comunista.

Catedral de BerlínIsla de los Museos y la Catedral de Berlín

Berlín es la ciudad de Alemania con más ambiente cultural y uno de sus epicentros es la Isla de los Museos, al este de la ciudad y entre el río Spree y uno de sus canales. En esta zona podréis disfrutar del Museo de Pérgamo, el de Historia, el Bode, Altes y, pegada al río, la Catedral de Berlín o Berliner Dom.

Construida en el siglo XIX y famosa por poseer un órgano gigante, cuenta con una gran cúpula, dos torres y en su interior hay una cripta donde descansan miembros de la realeza germana.

Postdamer Platz BerlinalePlaza Potsdamer: centro cultural de Berlín

Fue la zona más bulliciosa en el Berlín de entreguerras, símbolo cultural también en toda Europa. Aunque hoy en día está muy cambiada con un ambiente más comercial, siguen existiendo en sus alrededores museos como el del Espionaje, la Filarmónica, al oeste y, muy importante, en la plaza se celebra desde 1951 la Berlinale, el festival de cine de Berlín y uno de los más importantes del mundo.

Qué hacer y ver en Munich

München en alemán, es la capital de Baviera y está situada al sur del país. Cuenta con algo más de un millón y medio de habitantes y es famosa por muchas razones, una de las más importantes: su cerveza. De hecho, aquí nació el famoso festival Oktoberfest, que se ha expandido por todo el mundo.

Además de poder probar buenas cervezas, hay otros lugares de interés.

MarienplatzMarienplatz

Empezamos por la zona más turística y centro de la ciudad. En esta gran plaza –construída en siglo XII–, se encuentra uno de los edificios más bonitos de Munich: el Ayuntamiento, con una torre de 85 metros de altura y en estilo neogótico.

También hay un lugar muy fotografiado: la Fish’s Fountain, tan antigua como la plaza.

Al este de la plaza todavía se conserva el edificio del antiguo ayuntamiento y su torre de reloj, y frente ya a una calle al sur de la gran plaza visitad St. Peter Church, de estilo gótico.

Catedral de Nuestra Señora de MunichCatedral de Nuestra Señora

No muy lejos de Marienplatz, al norte, encontraréis la gran Catedral de Munich, como la iglesia de San Peter, en estilo gótico.

La catedral fue levantada entre 1468 y 1488 sobre un templo románico anterior. Destaca su cúpula pero sobre todo sus dos grandes torres de 88 metros de altura. Además, cuenta con 109 metros de longitud. Todo un coloso.

Palacio de Nymphenburg

Palacio de Nymphenburg

Otro edificio arquitectónico e histórico es este gran palacio en la zona noroeste de la ciudad y rodeado de un gran parque.

El palacio fue residencia de verano de la realeza de Baviera, cuando esta región era un reino. Se construyó en el siglo XVII y en estilo barroco.

Actualmente, el edificio es casi un museo, por la cantidad de obras de arte que hay en su interior, destacando los frescos en los techos de Johann Baptist Zimmermann.

Viktualienmarkt, Munich

Viktualienmarkt

Alemania está repleto de mercados y en Munich, este es el más famoso y visitado. Alcanza más de 20.000 metros cuadrados y en él podrás encontrar de todo, desde productos locales a los más exóticos.

Hofbräuhaus am Platzl

Parece salida de un cuento de los Hermanos Grimm. Esta cervecería pertenece al estado y es uno de los lugares de peregrinación de los amantes de la cerveza, tanto para alemanes como para turistas.

Su inauguración se produjo en el año 1599 y desde el principio contó con las mejores cervezas del país creadas a partir de recetas de Wilhelm V, gobernante en aquel entonces de Baviera.

Hofbrauhaus am Platzl

Actualmente, se siguen sirviendo algunas de ellas y se han añadido otras. Las más populares son Maibock, Helles y la famosa Oktoberfest. Además de poder disfrutar de cervezas, también podéis probar la gastronomía alemana y hay actuaciones en directo de música popular.

Dresde

La última de las tres ciudades alemanas que os queremos recomendar es la capital de Sajonia, estado federado como Baviera. Tiene algo más de medio millón de habitantes, es atravesada por el río Elba y fue residencia de los reyes de Sajonia desde el siglo XV. Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió numerosos bombardeos y gran parte de la ciudad tuvo que ser reformada. Aún así, conserva numerosos lugares de interés.

Palacio de DresdePalacio de Dresde

Como el resto de lugares de interés está al sur del río y es considerado uno de los palacios más antiguos del país. La primera construcción se produjo en el año 1200 y contaba sólo con una torre.

Ya en el siglo XV se construyó el castillo actual, que ha sufrido modificaciones durante los últimos 500 años. Desde principios del siglo XIII fue residencia de la realeza de Sajonia.

Debido a esa larga historia, combina varios estilos arquitectónicos: desde el románico hasta el neoclásico.

Opera Semper

Opera SemperUno de los edificios que tuvo que ser reconstruido tras la guerra pero que conserva su encanto original. Se levantó en 1838 como teatro real, pero en 1869 sufrió un gran incendió que lo destruyó.

Pronto se comenzaron las obras para construir uno nuevo que se finalizó en 1878. Desgraciadamente los bombardeos aliados de 1945 acabaron también con el teatro.

No fue hasta 1977 cuando se empezó a construir el edificio actual en el cual se representan algunas de las mejores óperas del país.

Terraza de Brühl

Terraza de BruhlOtro de los maravillosos atractivos de Dresde es el río Elba y para poder disfrutar tranquilamente del correr de sus aguas se construyó esta terraza renacentista con bancos y arbolada donde poder sentarse al atardecer.

Además, está en pleno centro de la ciudad y viene muy bien para descansar de las visitas culturales.

Alte Meister

El último lugar de Dresde que queremos destacar es esta mundialmente conocida pinacoteca en pleno centro y que guarda en sus salas más de 700 obras del Renacimiento al Barroco.

Alter Meister DresdeLa galería forma parte del Palacio de Zwinger y encontraréis cuadros de Rafael, Tiziano, Canaletto, Giovanni Battista, Rembrandt, Durero, Van Dyck, El Greco o el propio Velázquez.

* * *

Terminamos aquí esta pequeña guía sobre tres de las ciudades más bonitas de Alemania, un país, para muchos, por descubrir.

Deja un comentario