El aumento del consumo de los productos reacondicionados

Productos reacondicionados es un término al que nos tenemos que ir acostumbrando porque cada día más usuarios, especialmente en la adquisición de dispositivos electrónicos, apuestan por ellos. Entre los productos más vendidos se encuentran los portátiles reacondicionados, a los que siguen los móviles y se van añadiendo otros bienes que van desde ropa a productos de oficina.

El volumen de ventas está creciendo tanto que podemos incluso pensar en una nueva forma de mercado donde la reutilización puede sustituir en parte a la venta de productos nuevos, con los beneficios que eso conlleva.

Lo vemos en detalle con los productos electrónicos como ejemplo.

Qué son los productos reacondicionados

Portátil antiguoMuchos pueden definirlos como “productos de segunda mano”, pero no siempre los productos reacondicionados han sido utilizados antes. De hecho, el origen puede ser variado:

  • Productos nuevos puestos en venta pero con defectos de fábrica. Se corrigen los defectos y se vuelven a ofertar con precios más bajos.
  • Productos que se han quedado obsoletos (como los mencionados portátiles) y que se actualizan a nivel hardware sobre todo para adaptarse a las nuevas necesidades del software actual.
  • También productos ya utilizados por usuarios que necesitan reparaciones y actualizaciones.

¿Cómo se reacondicionan estos productos? En la mayoría de los casos, las principales tiendas de venta (online y offline) ya cuentan con un departamento totalmente especializado precisamente en reparar y actualizar los equipos o cualquier otro bien para que quede, literalmente, como nuevo.

Ventajas del sector de los productos reacondicionados

Que la venta de estos productos se esté masificando implica que ofrece beneficios a las partes. De hecho, hay dos principales:

Productos baratos para los usuarios

En el caso de los portátiles reacondicionados, debido a que no hay que fabricar el producto por completo, la empresa que los distribuye puede bajar el precio enormemente. Vemos un ejemplo de tres portátiles reacondicionados en la siguiente imagen:

Portátiles reacondicionados

Los precios son reales, así como los productos. Además, los portátiles no son Notebook sino equipos con los que poder trabajar. Los más baratos pueden bajar de 200€, incluso con el IVA.

¿Funcionan como los equipos nuevos? Por supuesto. De hecho, los técnicos pueden sustituir cualquier elemento o accesorio del portátil: discos duros con mayor capacidad de almacenamiento y velocidad, pantallas, unidades CD/DVD, teclados, tarjetas gráficas… todo lo que el dispositivo necesite para funcionar como si fuera nuevo.

Los productos reacondicionados ayudan al medioambiente

No hay un producto con mayor número elementos que perjudican al medioambiente si no se reciclan: el litio de las baterías, los plásticos de la carcasa o la placa base y así siguiendo. Hablamos de materiales que pueden tardar milenios en ser absorbidos por el ecosistema y que con esta nueva forma de distribución de equipos se puede reducir ese impacto o huella ecológica hasta en un 100%.

Pongamos un ejemplo:

Economía sostenibleTenemos un ordenador portátil del año 2008. Especialmente los profesionales, debido a las mejoras en hardware que demandan los nuevos paquetes de software o porque se ha roto, por ejemplo, la unidad CD/DVD pueden optar por deshacerse del ordenador al completo. Sin embargo, si este equipo pasa a manos de una empresa que lo pueda reacondicionar, al menos la placa base y la carcasa (las partes más grandes del ordenador) se pueden conservar y sustituir los elementos que necesite para, por ejemplo, poder funcionar con la última versión de Windows.

Es decir, dos o tres kilos de chatarra electrónica perdida en un contenedor se convierten en un nuevo equipo y las piezas que ya no sirven pasan a reciclarse.

* * *

A muchos consumidores y empresas, lo de comprar productos reacondicionados les puede parecer una adquisición del tipo “me ahorro dinero pero sacrifico calidad del producto”. Todo lo contrario, la calidad y buen funcionamiento no se pierde y el coste del producto, como decimos, puede ser de la mitad.

Es cierto que al día de hoy el producto reacondicionado es mas consumido por particulares. Pero en el momento que las empresas y organismos apuesten por él, se puede producir una auténtica revolución en el sector de la compraventa de bienes.

Opiniones

comentarios

Translate »