El encanto árabe de Granada

La ciudad de Granada puede ser visitada (y recordada) por muchos motivos: el barrio del Albaicín, el Sacromonte, las poesías de Lorca, su ambiente universitario…, pero, sobre todo, es su legado árabe el elemento que la ha convertido en una ciudad universalmente conocida. Por esa razón, es este artículo nos centraremos en sus atractivos arábigos, hablando de populares baños árabes como Hammam Al Ándalus, las murallas del Albaicín, la Alhambra y otros lugares de la Granada árabe no tan conocidos.

Baños Hammam Al Ándalus

Hamman Al-Andalus Granada

La civilización arábigo-musulmana nos dejó muchos aportes y uno de los que todavía sobreviven es el baño árabe. En el establecimiento que os recomendamos (Hamman Al Ándalus), los tratamientos, instalaciones y experiencias no difieren mucho de cómo eran hace siglos, donde el agua es el elemento protagonista. De ahí, gran parte de su encanto. Entre los atractivos de estos baños, destacamos:

  • Viaje del Agua. Una serie de masajes donde se combinan aceites esenciales y agua para liberar al cuerpo de tensiones.
  • Experiencia Akwalm, donde disfrutarás de un baño de 120 minutos rodeado de silencio y una tenue iluminación.
  • Experiencia Amawa. Un baño donde disfrutarás del agua gracias a la planta Amawa, purificadora y aromática.

CONTACTO

  • Tel. 958 91 31 25.
  • granadareservas@hammamalandalus.com.

LOCALIZACIÓN

  • Calle Santa Ana, 16. Granada.

Herencia árabe en el Albaicín

El famoso barrio blanco (justo en la colina frente a la Alhambra) también posee restos árabes importantes. Nosotros queremos destacar dos.

Aljibes del Albaicín

Aljibes en el AlbaicínLa ciudad posee más de una docena, incluso los hay en la propia Alhambra. No obstante la densidad más grande se da en el Barrio del Albaicín. Los más famosos son:

  • Aljibe del Peso de la Harina, en Cuesta del Chapiz, 26. Es el que podéis ver en la imagen.
  • Aljibe de la Plaza del Salvador.
  • Aljibe de la Cruz de Piedra, en Calle Cruz de Piedra, 13.
  • Aljibe de Santa Isabel de los Abades, en Callejón de la Isla, 4.

Como se sabe, los aljibes servían como depósitos para recoger agua de cañerías o de lluvia y poder abastecer a los vecinos. De ahí que los musulmanes construyeran tantos.

Muralla árabe del Albaicín

Murallas árabes del Albaizín

Además de la propia Alhambra, el resto de la ciudad árabe se concentraba en el actual Albaicín, y éste estaba rodeado por una gran muralla que mantuvieron los cristianos. De ella, todavía queda gran parte, como se puede ver en la imagen superior.

La muralla se construyó entre el siglo XI, dentro del periodo Zirí, y el XIV, ya en época Nazarí. Como se puede ver en la imagen, Granada, en tiempos árabes, estaba totalmente amurallada y ubicada en dos montes.

La Alhambra y el Generalife

La Alhambra de Granada

Vamos a las zonas palaciegas y el área Patrimonio de la Humanidad de Granada, compuesta por la Alhambra y el Generalife.

En el caso de la Alhambra («al-Qal’a al-hamra» o ‘castillo rojo’), hablamos de una ciudad palatina sobre una colina llamada Sabika y que ya contaba con un fuerte militar en época visigoda (año 666). Ya en pleno dominio musulmán, a partir del siglo XI, ante el aumento de la población, se comenzaron a construir más edificios. Pero fue en 1238, luego de la caída del dominio Zerí en manos del Nazarí y, cuando se empezó a construir la Alhambra según la conocemos hoy.

Sólo a partir de 1492, con la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos, se produjeron cambios importantes en el complejo: la construcción del Convento de San Francisco en 1494 y, en 1527, el Palacio de Carlos V.

La Alhambra posee 5 entradas o puertas, un buen conjunto de palacios, jardines y la alcazaba.

Además de la Alhambra, otro gran legado árabe es el Generalife, un palacio del siglo XII, al este de la Alhambra y que cuenta también con numerosos y grandes jardines, estanques y decoración árabe que merece la pena visitar.

El Palacio de la Madraza

Palacio de la Madraza GranadaNo sólo hay palacios árabes en la Alhambra o el Generalife. También los había fuera, algunos reconvertidos en época cristiana en iglesias o casas señoriales. El que todavía sobrevive es el Palacio de La Madraza que, como su nombre indica, era una escuela musulmana. De hecho la sede de todas las Escuelas Musulmanas de la Ley Coránica. Este edificio, en concreto, se levantó en el siglo XIV y por orden del califa Yusuf I.

Es verdad también que, aunque su interior mantiene la decoración y arquitectura árabe, no pasa lo mismo con el exterior donde se mezclan el estilo barroco y churrigueresco.

La Alcaicería (el antiguo bazar árabe)

La Alcaicería de Granada¿Qué sería de la civilización musulmana sin sus bazares? ¿Qué queda de todo ello en Granada? Pues el mercado La Alcaicería, ubicado entre la catedral y Reyes Católicos. En tiempos antiguos (época Nazarí) era uno de los bazares más grandes de la España musulmana y, sin duda, el más importante de Granada.

Debido a su importancia histórica, hace años que se reconstruyó según la estructura de 1843, cuando quedó destruido por un incendio. Para quien busque un recuerdo o souvenir, este es el mejor lugar para comprarlo.

Otros lugares árabes de interés

Los lugares anteriores son los más importantes del legado árabe, pero también hay otros que podéis visitar como las teterías cerca del Paseo de los Tristes o estos otros:

  • Corral del Carbón. Antiguamente es una Alhóndiga o lugar donde se compraba y vendía trigo. Esta es concreto es del siglo XIV y la única que se conserva.
  • Cuarto Real de Santo Domingo. Se la llamó en el siglo XIII Huerta Grande de la Almanxarra y fue uno de los palacios y propiedades de los reyes nazaríes fuera de los muros de la Alhambra y el Generalife.
  • El Bañuelo. Otro baño árabe en el Albaicín y de los más antiguos: siglo XI.

Terminamos esta pequeña ruta por la Granada más árabe. Sin duda, una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en el sur de España.

Opiniones

comentarios

Translate »