José Avendaño-Val: Apuntes Escuelas helenísticas: escepticismo, epicureísmo y estoicismo

Pequeña biografía profesional:

Redactor de contenidos académicos, principalmente con el empleo de normas APA e ISO 690.

Escuelas helenísticas: Escepticismo, epicureísmo y estoicismo

José Avendaño-Val nos deja un breve texto sobre las tren principales escuelas posaristotélicas.

Escepticismo

Pirrón de ElisEl escepticismo sostiene que al hombre no le es dado alcanzar el conocimiento de objeto alguno, puesto que los sentidos y otros factores del entorno modifican la aprehensión del objeto cognoscible por parte de sujeto cognoscente. Su representante principal en la antigüedad fue Pirrón de Elis, y como tal aconsejaba la abstención de todo pronunciamiento que pretendiera entablar conocimiento, o describir los atributos de un objeto determinado.

La postura contraria al escepticismo es el dogmatismo, el cual sostiene que el sujeto puede tener conocimiento del objeto cognoscible a través del empleo de la razón. No obstante, el escepticismo establece serias reservas frente al dogmatismo dado que el conocimiento que pudiese llegar a obtener el sujeto procede primariamente de los sentidos, y sólo después de someter tal información a la actividad intelectual, es cuando el sujeto adquiere una aproximación de los atributos de la realidad.

Es así como el escepticismo recibe críticas, puesto que si el fin de la filosofía es la búsqueda de la verdad, y el escepticismo niega tal posibilidad, al limitarse a la suspensión de juicios sobre el objeto, mal podría llamársele filosofía. Específicamente pertenece al campo de la gnoseología o teoría del conocimiento.

No obstante de lo antes expresado, si el escepticismo constituye la negación de alcanzar todo conocimiento posible del sujeto, se pregunta cómo es que tal negación pueda ser verdadera, puesto que al afirmar la imposibilidad de tener conocimiento de un objeto, está afirmando una tesis y, como tal, esa tesis se erige como una realidad, de lo cual se colige que tal realidad es inalcanzable a su vez.

De lo antes expuesto, se observa que el escepticismo viola el principio de contradicción, afirmar implícitamente lo que niega, puesto que si afirma que la obtención del conocimiento del sujeto no le es viable, a su vez está declarando un conocimiento; es decir que el individuo no puede alcanzar el conocimiento de las cosas.

Epicureísmo

Frases de EpicuroPor el contrario el epicureísmo muestra un firme convicción de obtener el conocimiento de las cosas al margen del empleo de los sentidos, limitándose al empleo de la razón. Es así como el epicureísmo procede a elaborar conjeturas respecto a la serie de fenómenos que acontecen y a base de la observación, adopta sus propias conclusiones.

El argumento del cual se vale el epicureísmo frente al escepticismo, es la existencia inequívoca del vacío y del espacio en la naturaleza; necesarios para que los cuerpos ocupasen su lugar y efectuaran su movimiento. Empero, el epicureísmo también se contradice a sí mismo, puesto que para afirmar la cualidad intangible, de un objeto, es necesario emplear la ausencia del sentido del tacto; en este caso, el epicureísmo estaría incurriendo en contradicción.

Otra de las contradicciones presentes en el epicureísmo, radica en la afirmación por la cual el conocimiento es viable al margen del empleo de los sentidos, entonces ¿cómo llega primariamente el conocimiento sobre el cual se razona al objeto cognoscente?, si no es a través de la vista; en el caso de la luz, la música; en el caso del oído, las fragancias; en el caso del olfato, o la ausencia de espacio, como es el caso del tacto.

Del mismo modo, ¿cómo puede afirmar el epicureísmo, las dimensiones de los cuerpos –largo, ancho y altura- al margen del empleo de los sentidos, basándose únicamente en la razón?, puesto que si se llega a la conclusión racional de las dimensiones de los objetos, es porque antes fueron percibidos por los sentidos, dado que el conocimiento primario se caracteriza por llegar al hombre de esta forma, lo que se debate es si tal conocimiento es certero, puesto que la certeza es una cualidad relativa que varía según el avance de los adelantos de la ciencia, diferenciándola en este contexto de la tecnología y la técnica.

Es así como se observa, que el epicureísmo afirma una vez más contradicción consigo mismo, al afirmar que los cuerpos “son compuestos y sus elementos son indivisibles e inmutables”, ante tal afirmación se evidencia que para constatar el carácter divisible de un objeto se ha de emplear una fuerza ajena a éste que como tal no modifique su materia constitutiva, es decir, no lo destruya, sino que con la ayuda de tal fuerza pueda dividirse y posteriormente recobrar el estado en el cual se encontraba, sin embargo, para emplear tal fuerza se requiere del sentido del tacto, puesto que deben tenerse con-tacto con el objeto.

Hecho similar acontece con la inmutabilidad, puesto que como se adquiere conciencia de ésta si no es a través del sentido de la vista, el cambio del estado sólido al estado líquido, y posteriormente al gaseoso, en suma, el conocimiento primigenio sobre el cual descansa todo el conocimiento de hoy en día se basó principalmente en el empleo de los sentidos.

Estocismo

Zenón de CitioPor su parte, el estoicismo, es una doctrina fundada por Zenón de Citio, la cual postula que el estoico debe vivir conforme a la razón, lo que en su lenguaje comprende vivir conforme a la naturaleza, es así como la doctrina estoica tiene un marcado carácter ético normativo, al preceptuar a sus adeptos, la ataraxia, como medio de indiferencia ante los males que aquejan al hombre, así las cosas, la libertad del hombre consiste en afrontar su destino y no resistirse a éste último.

En el campo epistemológico, la doctrina estoica concilia el escepticismo y el dogmatismo clásico, puesto que admite a las percepciones sensoriales como fuente de conocimiento conjuntamente con la razón, considera el consenso de los hombres frente a las percepciones como fuente principal desde donde la cual puede partir el conocimiento de los fenómenos.

Por último, pero no menos importante, es menester resaltar que tanto el epicureísmo como el escepticismo, contravienen la regla de la contradicción debido a que el argumento lógico sobre el cual descansan cae por sí mismo, no tanto por la antítesis que pudiere aplicársele.

Contacto y datos del redactor:

Opiniones

comentarios

Translate »