Consejos para elegir una carrera universitaria

Como es posible que tengas que hacer algunas llamadas para conseguir información, te recomendamos este recurso https://www.telefonogratis.net/formacion/ donde aparecen teléfonos gratuitos de universidades y otros organismos relacionados con la educación y la formación.

A partir de aquí, te ampliamos el resumen de la imagen que encabeza este artículo para que organices tus ideas sobre cómo elegir una carrera universitaria.

Elige varias carreras que te gusten

Decimos “varias” porque es bastante común que por unas razones u otras no puedas estudiar la que más te guste y tengas que optar por segundas alternativas. Algunas de las razones pueden ser:

  • No están disponibles en la zona donde vives.
  • Tampoco online.
  • Son muy caras.
  • Tu nota de acceso no es lo suficientemente alta.

En cualquier caso, elijas las carreras universitarias que elijas, es importante que te gusten lo suficiente para poder dedicarlas al menos cuatro años de duro trabajo.

Pide consejo a otros que hayan cursado la carrera

Tanto si ya tienes una elegida como si tienes varias es importante que hables con alumnos que tengan la experiencia de haber cursado esos estudios o los estén cursando. En muchas ocasiones, puede parecerte que un cierto estudio es apasionante o fácil de superar, pero cuando pasas a la acción te encuentras con que es más duro de los que pensabas.

Pregunta a varias personas para tener una opinión más formada.

Elige cursar la carrera de forma presencial u online

Puede ser que no te quede otra opción que cursarla online porque:

  • No puedes asistir a las clases por trabajo.
  • La universidad está muy lejos de tu casa.
  • Tienes responsabilidades familiares y no las puedes conciliar con la enseñanza presencial.

Más allá de estas razones forzosas, si puedes elegir entre cursar la carrera online o presencial, también puedes valorar:

  • Complejidad y dedicación. Aunque la formación online cuenta con numerosos recursos, el contacto directo con profesores de la presencial siempre es mucho más adecuada para personas jóvenes o carreras complejas.
  • Si las carreras tienen laboratorios o asignaturas prácticas, siempre es mejor la presencial.
  • Si es una cuestión de dinero, las carreras online suelen ser más económicas.

Elegir la mejor universidad para cada estudio

En equilibrio con los consejos anteriores, también es importante que compares para una misma carrera varias universidades. No todas cuentan exactamente con el mismo programa de estudios, forma de impartirlos o recursos.

La idea es elegir la universidad con la mejor relación calidad-precio de una carrera. Si el dinero no es inconveniente, por supuesto elige la de mayor reputación.

Salidas laborales de la carreta universitaria

Para muchos –por mandato materno o paterno– podría ser el primer criterio a tener en cuenta: “¿Tiene la carrera salida profesional o no?”, te preguntarán. Bien, cada uno en su hogar se organiza como quiere y puede, pero elegir una carrera que a uno no le guste aunque tenga una gran salida laboral no siempre acaba bien. De hecho, son muchos los que abandonan los estudios a medias por falta de interés.

La idea es buscar un “justo medio” entre lo que uno quiere estudiar y lo que la empresa demanda.

Sopesa estudiar la carrera en el extranjero

Pon último, tanto si la pagas como si accedes a una beca, sopesa estudiar en el extranjero. Esta opción es elegida por cada vez más estudiantes para matar dos pájaros de un tiro: terminar una carrera y adquirir amplios conocimientos en un idioma determinado.

Si la idea, en un principio, no te atrae, siempre puedes empezar cursando la carrera en tu país y luego –si resides en la Unión Europea–, hacerte un año de Erasmus en el país que más te interese.

¿Lo tienes ahora más claro? Si tienes algo que aportar al respecto siempre puedes dejar algunos comentarios más abajo.

Opiniones

comentarios