Coches eléctricos, el futuro de la conducción 0 emisiones

Durante las últimas décadas, la tecnología automovilística ha trabajado en conseguir disminuir el nivel de contaminación de los vehículos. En este sentido, hay que decir que, después de los años, sólo los coches eléctricos pueden calificarse 100% ecológicos. En el caso de España, afortunadamente, se ha apostado por este tipo de vehículos. Y esta apuesta ha provocado también que proliferen el número de puntos donde cargar tu vehículo eléctrico, lo que se deriva en una mayor confianza por parte de los usuarios en comprarlos.

Hablamos de este tipo de vehículos tan necesarios para equilibrar el famoso “ciclo del carbono”, y otros también considerados ecológicos pero que no lo son tanto.

Clasificación de los vehículos del parque actual

Etiquetas DGT coches ecológicos

En España, el organismo encargado de establecer la clasificación de los vehículos por niveles de contaminación es la DGT. Esta entidad pública utiliza varios términos al respecto. Las dos primeras etiquetas o clasificaciones son para vehículos contaminantes, y las dos últimas para los llamados ecológicos.

Etiqueta B

Son los vehículos que han de cumplir con la normativa europea Euro 3 para gasolina y Euro 4 y 5 para diésel. Hablamos de todo tipo de vehículos (turismos, furgonetas y grandes transportes). Pueden tener hasta 20 años de antigüedad y son los que más contaminan.

Etiqueta C

En el caso de los de gasolina, deben cumplir con las normas 4, 5 y 6. Para diésel, la Euro 6. La diferencia con respecto a la Etiqueta B es que los vehículos no pueden tener una fecha de matriculación inferior a 2014.

Etiqueta ECO

Son los vehículos que ya cuentan con tecnologías que se enfocan a reducir las emisiones de gases contaminantes, pero no son 100% ecológicos. Entre los vehículos que cuentan con esa etiqueta están los:

  • Híbridos enchufables (utilizan motores mitad eléctricos mitad movidos por combustible).
  • Híbridos no enchufables.
  • Vehículos con motores que funcionan con licuado de petróleo.
  • Vehículos de gas natural (GNC y GNL).

Etiqueta 0

Coches eléctricosEsta clasificación se refiere a todos los vehículos –desde pequeños turismos a grandes camiones– que se mueven a través de motores eléctricos sin utilizar ningún tipo de combustible. Da igual el tipo de batería que utilicen o la autonomía de una carga completa de la misma.

Vehículos de gas GNC y GNL

En cuanto a los vehículos de la clase ECO, hay que detenerse en la contaminación del coche de gas GNC y GNL, los cuales no han cumplido con las expectativas creadas. Tampoco van a ser los sustitutos de los coches movidos con diésel y gasolina. Varias razones para sostener esta afirmación:

  • Coches de gas GNC y GNLSe ha apostado por el uso de gas metano, que sigue emitiendo gases contaminantes. En este caso óxidos de nitrógeno (NOx). De hecho, en un periodo de 100 años puede ser 28 veces más contaminante que el CO2.
  • La potencia y eficiencia del metano es menor que la de la gasolina o el diésel. Es decir, es necesario consumir más metano lo que hace que se contamine más por el tubo de escape.
  • La contaminación que producen los combustibles de origen fósil también tiene que ver con extracción y transporte. Los escapes del metano durante estas fases son altas y tan contaminantes como las que se realizan con el petróleo.

Es cierto que se podría mejorar la tecnología para disminuir la contaminación por metano durante el llamado proceso “del pozo a la rueda”, pero eso llevaría décadas. Los planes, por ejemplo de la Unión Europea, de conquistar la tasa 0 de emisiones de gases efecto invernadero para 2050 serían infructuosos.

Ventajas del coche eléctrico y cómo cargarlos en España

Por las razones anteriores, todas las apuestas por utilizar motores a combustión (de cualquier tipo de combustible) están cediendo al coche eléctrico, que se ha erigido como la mejor opción para reducir realmente el 100% de las emisiones de gases contaminantes y para cualquier tipo de vehículo terrestre. Estas son las principales características y ventajas de este tipo de transporte:

  • Ventajas de lo coches eléctricosPuede utilizar una o más baterías recargables. La opción de contar con más de una, en espera de aumentar la capacidad de almacenaje, está permitiendo fabricar coches con cada vez más cobertura en km.
  • La aceleración desde parado hasta la circulación es más rápida que la de los motores a combustión.
  • El coste de cargar las baterías es mucho menor que el coste del combustible. Toda la carga de un modelo estándar puede estar en torno a los 600 euros por año frente a los 3.000 euros de media de un turismo.
  • En el caso de España, muchos parkings, gasolineras y zonas de estacionamiento en general están habilitando puntos de carga convirtiendo a este país en el quinto con mayor número de puntos en la UE.
  • Ya hay modelos que utilizan el frenado para recargar parcialmente las baterías. Es un aspecto todavía en desarrollo.
  • Tampoco hay que descartar la fuente solar como energía ilimitada para recargar las baterías.
  • Aporta mayor seguridad a la estabilidad de un vehículo al poder distribuir la misma potencia a todas las ruedas.

Más allá de estos puntos, hay otro aspecto a tener en cuenta: la posibilidad de poder cargar el coche en el garaje de casa. Si no se cuenta con una zona de aparcamiento propia, cada vez más comunidades de vecinos están habilitando puntos de carga para coches eléctricos. En muchas ocasiones son suministros colectivos que pueden añadirse a la cuota de la comunidad.

Evolución coches eléctricos

Por último, decir que los coches eléctricos, de hecho, ya fueron utilizados a finales del siglo XIX. Sin embargo, la optimización de los coches de combustión y el boom del negocio del petróleo los relegó al olvido. Gracias a las mejores técnicas en el desarrollo de coches eléctricos y el compromiso de muchos países en habilitar puntos de carga puede acabar definitivamente con la era de los combustibles fósiles.

El planeta y nosotros los mismos lo agradeceremos.

Opiniones

comentarios

Translate »