Tipos de prestaciones en España al día de hoy

Tras la gran crisis que se ha vivido en España, y para muchos no superada todavía, las ayudas del SEPE o antiguo Inem son más importantes que nunca. No obstante, han cambiado en cuantías y en periodos de recepción. Hacemos un repaso a las actuales.

Prestaciones para autónomos

Prestaciones para autónomosAunque todavía queda mucho por hacer, los autónomos están empezando a ser reconocidos en cuanto a prestaciones durante su actividad y tras finalizarla. En el caso de las ayudas antes de comenzar con su actividad, esta se reduce a:

  • Posibilidad de capitalizar la prestación por desempleo acumulada para invertirla en una empresa o iniciar actividad como autónomo. La forma de prestación es mediante pago único. Es importante contar con la posibilidad de poder cobrar al menos tres meses para aprovechar esta ayuda.

Si hablamos de ayudas durante la actividad, hay buenas noticias. SEPE permite en dos casos compatibilizar la prestación por desempleo con emprender:

  • Si se recibe una prestación por desempleo contributiva y se da de alta como autónomo.
  • Si se cobra la prestación por desempleo y el beneficiario se suma como socio a una empresa.

La última situación es el caso de dejar la actividad como autónomo, para lo que SEPE ha modificado las prestaciones para que sean lo más equitativas con las que disfrutan los trabajadores por cuenta ajena. Las características de estas prestaciones son las siguientes:

  • Las prestaciones las gestionan las Mutuas asociadas y colaboradoras de la Seguridad Social junto a los servicios de empleo.
  • Para cobrar la prestación hay que seguir cotizando al menos un año tras el cese de actividad.
  • La duración de la prestación va desde 4 meses a 24 meses como máximo y según los periodos cotizados.
  • El valor de todas las prestaciones es de un 70% de la base reguladora, como suele ocurrir en el caso de ser trabajador por cuenta ajena.

Prestaciones para desempleados por cuenta ajena

Prestaciones para trabajadoresLas personas que han dejado de trabajar y su último puesto de trabajo fue por cuenta ajena cuentan, por supuesto, con el famoso Paro o prestación contributiva. Para poder cobrarlo son necesarios estos requisitos y características:

  • Pérdida involuntaria de trabajo.
  • Haber cotizado en los últimos 6 años al menos 360 días por el Régimen General y no haber cobrado una prestación en ese tiempo. Para trabajadores agrarios eventuales, esa cotización debe ser de al menos 720 días.
  • Se recibe el 70% de la base reguladora en los primeros 180 días, y luego se pasa al 50%.
  • Se puede disfrutar de deducciones o retenciones en el IRPF según algunos supuestos.
  • Si se pierde el trabajo mientras se cobra prestaciones por maternidad o paternidad, se tiene derecho a cobrarlas en su totalidad y luego empezar a cobrar el paro.
  • También ocurre lo mismo si el despido es durante la baja por incapacidad temporal.

Prestaciones para personas en situaciones extraordinarias

Prestaciones para paradosComo en los últimos años millones de personas han tenido que emigrar, la antigua prestación para emigrantes retornados ha cobrado protagonismo. A diferencia de la que se ofrecía hace décadas, actualmente esta se ha ampliado como sigue:

  • Los retornados o retornadas se pueden adherir a la Renta Activa de Insercción o RAI.
  • Se activa un subsidio para mayores de 52 años.
  • Si antes de viajar al extranjero se contaba con una cotización en España que permitía cobrar una prestación, ésta se activa de nuevo.

Una situación tan grave como haber sufrido violencia de género o doméstica requiere de un tratamiento especial que SEPE lleva a cabo poniendo al alcance de las personas maltradadas (mujeres y hombres) una serie de ayudas junto a las prestaciones económicas:

  • Se puede suspender por un tiempo la relación con la empresa sin perder el trabajo y, a partir de ahí, cobrar una prestación. Este tipo de ayudas sirve para personas que tienen que abandonar su localidad por amenazas.
  • Además de las prestaciones ya mencionadas, las personas víctimas de violencia doméstica y de género tienen la posibilidad de cobrar otras ayudas como de alquiler o manutención, según sus necesidades.

Prestaciones para mayores de 52 años

Prestaciones desempleados mayores 52 añosFinalmente, decir que en España hay muchas personas que han superado los 52 años con grandes dificultades para encontrar trabajo y que, además, han agotado todas las prestaciones a las que tenían derecho.

Para ellos, existe una prestación especial que, por la edad de los beneficiarios, se puede extender hasta el propio día de la jubilación. Aunque los requisitos son muy parecidos a los de los parados de larga duración (mayores de 45 años), las retribuciones son distintas. Por un lado se cobra el 80% del IPREM vigente, mientras que se cotiza a la seguridad social un 125% el mínimo a cotizar para que la jubilación sea lo más alta posible.

* * *

Hasta aquí un breve repaso a las prestaciones actuales para trabajadores, desempleados y autónomos.

Opiniones

comentarios

Jesús Sordo Medina

Programador informático, redactor web y escritor.

Translate »