Revista hispanoamericana: artículos actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos.

Revista hispanoamericana: artículos actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos.



ADQUIRIR LIBRO IMPRESO

Libro el Genocidio de Ruanda

ADQUIRIR LIBRO VERSIÓN KINDLE PARA MÓVIL, TABLET Y ORDENADOR

Libro Genocidio de Ruanda Versi�n Kindle

 

Capítulos del libro:

1. Introducción - Historia de Ruanda.
2. La Guerra de Ruanda de 1990 A 1994.
3. Preparación del Genocidio.
4. Misión UNAMIR y los meses anteriores al genocidio.
5. Asesinato del Presidente Habyarimana.
6. El genocidio.
7. Reacciones internacionales ante el genocidio.
8. Los refugiados.
9. ¿Qué ocurrió con los Twa durante el genocidio?
10. El General Romeo Dallaire.
11. Tribunal Penal Internacional de Ruanda.
12. La visión africana del genocidio.
13. Notas finales.
14. Bibliografía.

 

Asesinato del presidente Habyariamana

Y las razones para el presicidio que se han barajado estos últimos años

El 6 de abril de 1994, mientras en Nueva York se discutía sobre la continuidad o reforzamiento de la misión UNAMIR, Habyarimana, junto con otros líderes regionales, volaron a Dar-es-Salaam, en Tanzania, donde se celebraba una reunión especial para evaluar la situación y el devenir del propio proceso de paz. La reunión se llevó acabo en el Hotel Kilimanjaro, fue presidida por Ali Hassan Mwinyi y en ella se encontraban el presidente de Uganda, Yoweri Museveni; el vicepresidente de Kenia, George Saitoti; Ciyien Ntaryamira, presidente de Burundi; el secretario general del la OUA , Salim Ahmed Sali, y el propio Habyarimana. El tema central de la reunión era la preocupación de que Ruanda entrara en una nueva guerra civil, lo que llevaría al país al aislamiento internacional y al cese de la financiación externa, por lo que se instaba a Habyarimana a que abandonara la idea de que el CDR formara parte del gobierno de transición y a la pérdida de la presidencia de Ruanda. No se sabe si Habyarimana aceptó totalmente estas condiciones y si hubiera llegado a formar un gobierno de transición sin la presencia del CDR.

Las siguientes reuniones en Tanzania sufrieron un retraso y Habyarimana decidió que prefería volver a Kigali en su jet privado, un Mystère Falcon 50 totalmente operativo y regalo del presidente francés François Mitterrand. En ese viaje, le acompañaban Ntaryamira, presidente de Burundi, varios asesores de Habyarimana y dos ministros del Gobierno de Burundi, Bernand Giza y Cyiaque Simbizi, además de la tripulación, de origen francés.

El viaje fue tranquilo hasta que, ya de noche, el Falcon se aproximó al aeropuerto de Kigali, momento en el que éste se quedó en una total oscuridad. El avión permaneció volando unos minutos alrededor del aeropuerto y a las 8:23 de la noche, dos misiles tierra-aire iluminaron el cielo y abatieron el avión del presidente, cayendo sus restos al jardín del palacio presidencial. En pocos minutos, se volvió a iluminar el aeropuerto, el cual estaba rodeado por tropas procedentes de los barracones de Kanombe y por la guardia presidencial. Éstos impidieron el paso a un contingente belga de las Naciones Unidas que pretendía escoltar un avión procedente de Bélgica con suministros. Los soldados belgas fueron apresados y sus armas confiscadas. Entre tanto, a la media hora del asesinato de Habyarimana, la RTLMC ya había comunicado el atentado por las ondas y en Kigali aumentaron los disturbios.

Dallaire recibió una llamada de uno de sus oficiales informándole que había habido una gran explosión en el aeropuerto, lo que llevó a Roméo a pensar que aquella explosión se debía al armamento que la ONU tenía en las cercanías del aeropuerto. Aún no conocía que el avión del presidente Habyarimana había sido abatido. No obstante, ordenó a las fuerzas de paz que extremaran las precauciones. Finalmente, cuando supo que el Falcon había sido derribado, lanzó una alerta roja. Una hora después del atentado, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Ruandesas se puso en contacto con el comandante Dallaire para celebrar una reunión de urgencia mientras los miembros de la Guardia Presidencial ya se habían desplegado por toda la ciudad.

Además de la reacción de los principales dirigentes militares del país, en el terreno político, la primera ministra se puso en contacto con Dallaire para pedirle protección y anunciarle que iba a asumir la presidencia y necesitaba hacer un llamamiento a la calma a través de Radio Ruanda y convocar una reunión del Consejo de Ministros, la mayoría de los cuales se resistían a abandonar sus casas y a sus familias.

Esta tensa situación, rápidamente, se contagió al resto de Ruanda donde diversos testigos aseguraron que además de las fuerzas del ejército, grupos armados con machetes y armas ligeras, los interahamwe y demás facciones de "Poder Hutu" se estaban organizando.

 

ADQUIRIR LIBRO IMPRESO

Libro el Genocidio de Ruanda

ADQUIRIR LIBRO VERSIÓN KINDLE PARA MÓVIL, TABLET Y ORDENADOR

Libro Genocidio de Ruanda Versi�n Kindle

<< Misi�n UNAMIR