Revista hispanoamericana: artculos actualidad, cultura, ciencias, ecologa y Derechos Humanos.

Revista hispanoamericana: artículos actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos.



PRIMERA ENTREGA: HISTORIA DE YIBUTI

SEGUNDA ENTREGA: LA PUERTA DE ENTRADA A ÁFRICA POR EL ESTE

TERCERA ENTREGA: LA ATALATA MUNDIAL CONTRA LA PIRATERÍA

Primera entrega

HISTORIA DE YIBUTI

Por Manuel Ruiz Rico, Addis Abeba

El próximo 27 de junio Yibuti cumplirá 35 años como país independiente. Su juventud es uno de los rasgos que hace genuino a este país, pero no el único. Junto a ese factor se hallan también sus escasas dimensiones (23.180 kilómetros cuadrados; equivalente a la Comunidad Valenciana), su clima (temperaturas por encima de los 50 grados) o su situación estratégica en el panorama internacional (en el Cuerno de África, a los pies del mar Rojo en el Golfo de Adén y en las cercanías del canal de Suez).

Esta última característica es crucial para el país y clave para su subsistencia y su economía que, de otro modo, tendrían poco a lo que agarrarse en un país cuyo terreno es definido como "desierto costero" por el departamento de Estado de los Estados Unidos en su informe actualizado sobre esta nación.

Hasta tal punto es así que la agricultura casi no existe (apenas se reduce al pastoreo de ciertas tribus nómadas) y la práctica totalidad de los alimentos del país ha de ser importada. Claro que otra ventaja nada despreciable para su economía es que se trata de un país de unos 760.000 habitantes, dos tercios de los cuales viven en la capital (llamada como el país).

Ésta sería una radiografía somera y superficial de Yibouti; nada de ello podría explicarse sin atenerse a la influencia francesa sobre este territorio cuya historia se remonta a miles de años atrás y encuentra su primer punto de inflexión en la historia moderna en 1869, con la apertura del canal de Suez.

Miles de años atrás Yibuti estaba habitada, y escasamente, por tribus nómadas. Debido a su cercanía con la península arábiga, que lo conecta con Asia, los yibutianos comenzaron a tener tratos comerciales con estos territorios (China, India, el antiguo Egipto). Debido a los contactos con la península arábiga, los habitantes de estas tierras, las etnias somalíes y afar, fueron las primeras poblaciones de África en adoptar el islam.

El interés comercial con estas zonas data de mediados del siglo XIX, cuando la exploración de Rochet d`Hericout en la región de Shoa (actual Etiopía) marcó el inicio del interés francés por las orillas africanas del Mar Rojo. La apertura del canal de Suez en 1869 terminó por poner a Yibuti en el centro de interés como colonia francesa por sus posibilidades comerciales. No en vano, el protectorado francés en la zona amplió sus fronteras, en 1862 declaró a la ciudad de Yibuti como capital y en 1896 el país recibió el nombre de la Somalia Francesa (frente a las actuales Somalia británica e italiana, que hoy componen Somalia).

Una vez así, Francia decidió aprovechar esta ubicación geográfica privilegiada e inició la construcción de un ferrocarril desde la ciudad de Yibuti hasta el corazón de África, Addis Abeba (Etiopía). Las obras, comenzadas en 1897, terminaron en junio de 1917.

El 22 de julio de 1957, pasada ya la Segunda Guerra Mundial, el gobierno del país fue reorganizado para dar al pueblo un considerable autogobierno. Pero aún quedaba mucho por recorrer hasta la independencia.

En septiembre de 1958, mediante un referéndum constitucional, los ciudadanos eligieron pertenecer a la comunidad francesa de los territorios de ultramar y en noviembre de ese año se celebraron las primeras elecciones para formar gobierno. Sin embargo, año a año el sentimiento de independencia comenzó a aumentar y cuando en agosto de 1966 el general Charles de Gaulle visitó Yibuti se encontró con dos días de protestas y actos de los somalíes reclamándola.

En marzo de 1967 se celebró el primer referéndum, sin embargo, el 60% de los votantes optaron por continuar ligado a Francia. Aún así, las demandas de independencia no cesaron y en otro referéndum, en mayo de 1977, los yibutíes votaron por la independencia, declarada el día 27 del mes siguiente.

Esto, con todo, no resolvió las tensiones internas del país entre el gobierno (eminentemente somalí) y un grupo afar rebelde (el Frente de la Restauración de la Unidad y la Democracia, FRUD) y en noviembre de 1991 la guerra civil irrumpió. En diciembre de 1994 se firmó la paz. Dos miembros del FRUD se incorporaron al gabinete gubernamental y en las elecciones presidenciales de 1999 el FRUD hizo campaña por la Agrupación Popular para el Progreso (RPP, en francés), el partido mayoritario (somalí) y el único partido legal en el país entre 1981 y 1992. Tras la paz, Yibuti vive en una estabilidad social y económica no siempre frecuente en África.

5 de mayo de 2012

Manuel Ru?z Rico