Revista hispanoamericana: artÝculos actualidad, cultura, ciencias, ecologÝa y Derechos Humanos.

Revista hispanoamericana: artículos actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos.



ADQUIRIR LIBRO IMPRESO

Libro el Genocidio de Ruanda

ADQUIRIR LIBRO VERSIÓN KINDLE PARA MÓVIL, TABLET Y ORDENADOR

Libro Genocidio de Ruanda Versi´┐Żn Kindle

 

Cap´┐Żtulos del libro:

1. Introducci´┐Żn - Historia de Ruanda.
2. La Guerra de Ruanda de 1990 A 1994.
3. Preparaci´┐Żn del Genocidio.
4. Misi´┐Żn UNAMIR y los meses anteriores al genocidio.
5. Asesinato del Presidente Habyarimana.
6. El genocidio.
7. Reacciones internacionales ante el genocidio.
8. Los refugiados.
9. ¿Qu´┐Ż ocurri´┐Ż con los Twa durante el genocidio?
10. El General Romeo Dallaire.
11. Tribunal Penal Internacional de Ruanda.
12. La visi´┐Żn africana del genocidio.
13. Notas finales.
14. Bibliograf´┐Ża.

 

¿Qu´┐Ż ocurri´┐Ż con los Twa durante el genocidio?

Informaci´┐Żn de nter´┐Żs sobre el tercer grupo poblaci´┐Żn de Ruanda

Los twa o batwa (mutwa en singular), tribu de pigmeos del ´┐Żfrica central, son el tercer pueblo ruand´┐Żs en número (no llegan al 1% de la población), y se les considera los habitantes originales de la región. Socialmente, constituyen la tercera casta de Ruanda. Son descritos como un grupo ´┐Żtnico de menor estatura que sus conciudadanos tutsi y hutu, aunque parte de los twa pueden ser confundidos con la población hutu debido a la natural mezcla racial. No obstante, los twa han sido marginados por el resto de la sociedad ruandesa, permaneciendo excluidos del sistema educativo y económico-social, especialmente, tras la irrupción colonial en la zona. En esta ´┐Żpoca, el desarrollo del país provocó que casi se acabara con los bosques donde los twa residían, oblig´┐Żndoles a sobrevivir en los suburbios de las ciudades realizando los trabajos m´┐Żs precarios. (1)

Autor del art´┐Żculo: Jes´┐Żs Sordo Medina

Jes´┐Żs Sordo
Autor del art´┐Żculo

Debido al espolio de las tierras originales de los batwa, estos se dividieron en dos sub-grupos. El primero y mayoritario se trasladó y adaptó a la sociedad urbana de Ruanda para trabajar para ganaderos, agricultores o artesanos de las otras dos etnias, principalmente como campesinos o alfareros, aunque esta última actividad decreció enormemente cuando el mercado se inundó de productos pl´┐Żsticos y met´┐Żlicos. El segundo grupo, m´┐Żs minoritario aunque es el que m´┐Żs define a los twa en occidente, es el llamado ´┐Żimpunyu´┐Ż, el cual aún reside en las pocas extensiones de bosque que todavía quedan en Ruanda y cuya principal actividad es la caza y la recolección.

El pueblo twa ha sido, de forma notoria, poco respetado por unos y otros, desde el interior y el exterior de Ruanda. Ya en 1933, una amplia zona boscosa al sur de Ruanda en la frontera con Burundi se convirtió en el Parque Nacional de Nyungwe con el objetivo de preservar la biodiversidad animal y vegetal y promocionar el turismo colonial. Esta iniciativa, sin embargo, acabó expulsando a los batwa de ese territorio sin que se desarrollara un plan integral para permitir que los pigmeos se trasladaran a otras tierras donde vivir y desarrollarse. Durante la era colonial y post-colonial, debido especialmente al desarrollo y la conversión de los bosques en tierras de cultivo, los batwa fueron expulsados de otras zonas boscosas del país. M´┐Żs tarde, a principios de los 80, en casi la totalidad del bosque  de Gishw ati, se establecieron plantaciones de te y pastos para ayudar a los granjeros ruandeses. Este proyecto fue financiado por el Banco Mundial el cual tampoco pensó en qu´┐Ż pasaría con los batwa que residían en este bosque y si podrían acceder a la propiedad de las tierras de cultivo. Tras la tala, muchos se vieron en la necesidad de mendigar al no encontrar una actividad con la que sobrevivir. Otros, como mucho, lograron ponerse al servicio de los nuevos propietarios hutu o tusti de esas tierras. Los esfuerzos posteriores por establecerles en tierras de cultivo no han tenido el ´┐Żxito esperado, sobre todo porque la etnia twa nunca ha gozado de una aceptación social moderadamente aceptable en la sociedad ruandesa. Hay que decir que cualquier iniciativa, individual o colectiva, por parte de los twa para desarrollarse nunca ha contado con el apoyo de las otras dos etnias. La discriminación a esta población llegaba a prohibir el acceso a recursos públicos como fuentes de agua o la adquisición de terrenos para cultivar. Esta discriminación tambi´┐Żn se produjo durante el genocidio, sobre todo, por no evaluarse las consecuencias que el mismo tuvo en su población.

Notas



(1)SOFÍA CASTRO MARIEL, Conflicto en los Grandes Lagos: la comunidad Batwa y la lucha por sus derechos, Grupo de Estudios Internacionales Contempor´┐Żneos, 2010, pp 4.

 

ADQUIRIR LIBRO IMPRESO

Libro el Genocidio de Ruanda

ADQUIRIR LIBRO VERSIÓN KINDLE PARA MÓVIL, TABLET Y ORDENADOR

Libro Genocidio de Ruanda Versi´┐Żn Kindle

<< Los refugiados