Londres, Reino Unido
Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos.

Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos

Londres, Reino Unido

Homo homini sacra res | 2011-07-06


Big Beng, LondresLondinium, llamada así por los romanos cuando la fundaron allá por el año 43 d.C. un pequeño asentamiento militar a la rivera de un gran río, el Támesis que les sirvió para continuar su conquista de gran parte de la isla. Londres, una ciudad que fue creciendo y creciendo hasta llegar a los casi 14 millones de habitantes del Great London.



Parlamento

Parlamento

Al día de hoy, Londres es la ciudad con la mayor diversidad cultural de Europa y a la altura de Nueva York, sin duda, la capital de la multiculturalidad. El éxito de la capital británica se debe a varios elementos. Uno, su río. Sin duda cualquier gran ciudad cuenta con un gran río que atraviesa el centro de la ciudad generando espacios para el paseo y el ocio. Dos, su historia. Más de dos mil años de evolución urbanística, lingüística y cultural, hacen de Londres una joya para los amantes de la tradición y la historia. Tres, el haber sido una ciudad receptora de inmigrantes. Inglaterra, lleva más de trescientos años recibiendo ciudadanos de todas las partes del mundo, debido a su expansión colonial. Aunque el colonialismo no es algo de lo que los europeos debamos estar orgullosos, de forma colateral, ha provocado que culturas lejanas y ajenas a nuestro devenir civilizatorio se hayan incluido en nuestras ciudades. En este aspecto, Londres, cuenta con barrios enteros con una población mayoritaria no británica: el barrio judío cerca de Fisbury Park; el barrio chino del Soho, una auténtica ciudad china en pleno centro de China; la presencia portuguesa de Stockwell, al sur; el barrio afroamericano de Brixton, Portobello o el propio Candem Town, donde se mezclan todo tipo de culturas y barrios famosos por su Street Markets.

Parques y cementerios

Parques y cementerios en Londres

Otro elemento importante a considerar y disfrutar de la ciudad son los parques. Londres cuenta con un gran número de ellos destacando Hyde Park, Green Park y St. James Park, céntricos a más no poder y pulmones de la ciudad. En este sentido, en relación a los parques, es curioso, mientras uno pasea por la ciudad descubrir que algunos parques no son realmente parques, sino cementerios que se abrieron al público hace décadas convirtiéndose en lugar de encuentro para los vivos y los muertos.

Hablamos de cultura. Bien, Londres posee esto a raudales. El Brittish Museum, la Catedral de Saint Paul, el Palacio de Westmister y el Big Ben y la Abadía, la Torrre de Londres, el asentamiento de Greenwich, London Brigde, posiblemente el puente más emblemático en Europa y muchos otros edificios y barrios con una larga e interesante historia y algunos patrimonio de la Humanidad.

Catedral de Saint Paul

Catedral de Saint Paul, Londres

No obstante, lo que finalmente hace de una ciudad un centro de encuentro a nivel internacional dónde muchos sueñan con ir, es su gente. El intercambio racial y cultural de las últimas ocho décadas ha provocado una tolerancia entre unos y otros que permite que las personas se desarrollen económicamente y socialmente y puedan desarrollarse como individuos sin caer en grupos cerrados de una u otra población. Así, para los amantes de la diversidad, Londres es un lugar donde merece la pena vivir.