El liderazgo carismático y su impacto en los equipos de trabajo

Existen diversos estilos de liderazgo; sin embargo, hay uno que sobresale por tener grandes dosis de atracción, confianza y empatía: el liderazgo carismático.

Conoce cómo el liderazgo carismático impacta de manera positiva en los equipos de trabajo, incrementando su productividad, rendimiento y adherencia a la empresa.

El carisma es una cualidad innata

La personalidad se compone por diferentes rasgos que están relacionados con la forma de pensar, sentir y actuar de la persona, los mismos que la vuelven única en el planeta.

Uno de estos rasgos es el carisma. Las personas carismáticas son cautivadoras, agradables y admirables por naturaleza, es decir, no se trata de una habilidad adquirida, sino de un rasgo innato.

Por ese motivo, si no se nace con el carisma bajo el brazo, no hay forma de desarrollarlo en la vida cotidiana. Las personas con liderazgo carismático, no se esfuerzan por ser entusiastas y seductoras, por la sencilla razón de que son así.

¿Qué es el liderazgo carismático?

El liderazgo carismático es una manera de guiar a los colaboradores hacia los objetivos comunes a través de:

  • Inspiración.
  • Seguridad.
  • Entusiasmo.
  • Comunicación.
  • Empatía.
  • Crecimiento.

La persona con carisma conduce a su equipo de trabajo empleando su entusiasmo como herramienta principal para lograr buenos resultados, a diferencia de líderes que imponen su autoridad o el libre albedrío.

Ahora, veamos con más detalle cómo un líder carismático logra los resultados que hacen crecer no solo a las células de trabajo, sino también a la organización a la que pertenece.

El líder carismático fomenta lo mejor de cada colaborador

Para conocer el talento y habilidades de los colaboradores, el líder carismático mantiene una relación cercana con ellos y considera que lo más importante es potenciar sus cualidades y trabajar en sus áreas de oportunidad.

La prioridad del líder carismático no es verificar el cumplimiento de entregables o la medición estricta del desempeño de su equipo.

Más bien el líder carismático se ocupa en identificar cómo hacer crecer a su personal y esto funciona, porque favorece su rendimiento y fidelización a la empresa.

Lidera a su equipo con seguridad y confianza

Por naturaleza, las personas se sienten atraídas por un líder fuerte y confiable, que además de motivarlas, sea un modelo a seguir y un apoyo en los momentos retadores.

Nadie quiere tener un líder débil que no sepa qué hacer en situaciones críticas, ni uno tan autoritario que lleve un látigo en la mano. El equilibrio está en el líder carismático.

Estimula la colaboración

Un líder carismático busca soluciones y motiva a su equipo para que participe en elaborarlas. Crea un ambiente de cooperatividad y confianza donde se valora y escucha con respeto a todo el que desee expresarse.

Por esa razón, su equipo lo considera como un líder valioso y digno de aprecio.

Incentiva la productividad y busca mejoras

Todo líder con carisma tiene claro que la productividad se consigue si se tienen los recursos necesarios que faciliten las labores que consumen más tiempo y son más repetitivas.

El líder carismático propone nuevas tecnologías para que su equipo ejecute sus tareas. De esa manera consigue aprovechar al máximo las herramientas de trabajo y mejore la productividad a lo largo del día.

¿Eres un líder carismático o tienes a uno en tu empresa? Ahora ya sabes cómo romper con la tradición del autoritarismo y obtener mejores resultados en la productividad, alcance de objetivos y motivación de los colaboradores.

Opiniones

comentarios