Seguros privados

Seguros privados. Es un tema que genera cierta controversia, sobre todo al compararlo con los servicios que el sistema de bienestar debería proporcionar al ciudadano. No obstante, esta crítica no es realmente justa pues el número de contrataciones de seguros privados ha aumentado en los últimos años y, precisamente, ha sido a causa de la propia elección del ciudadano.

Pongamos un ejemplo. En el fatídico accidente del 20 de agosto de 2008 de Spanair, en el que fallecieron 154 personas -una de las tragedias aéreas más graves en Europa desde 1989-, la aseguradora privada Mapfre logró apoyar a un 40% de los afectados por aquel terrible suceso. ¿Qué significa esto? Que la contratación de un seguro privado tiene una utilidad práctica en la vida cotidiana y en sucesos tan graves como el que ocurrió en 2008. Todos deseamos que nunca nos pase nada -en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestras vacaciones-, pero, desgraciadamente, las cosas ocurren y es aconsejable estar cubierto.

El robo de un coche es uno de los clásicos dentro de los problemas a los que le puede afectar a un utilitario. Asegurarlo es algo ya comúnmente establecido.

Siguiendo con esta lógica, pensemos en los seguros del hogar, los de empresa o, por precisar, en los seguros de automóvil, campo donde también, desgraciadamente, ocurren sucesos dramáticos. Es cierto que el estado proporciona ayudas a personas afectadas por accidentes de tráfico, pero no tanto indemnizaciones, las cuales mayormente provienen de los seguros privados contratados con empresas aseguradoras, las cuales «precisan más» en este tipo de servicios.

En una situación problemática, si el utilitario acaba dañado, las empresas aseguradoras alcanzan a cubrir parcial o totalmente los daños por incendio, roturas de todo tipo y otras averías. Pero si la cosa empeora y en un accidente se ve involucrado una persona, el contar con un seguro privado es muy importante para poder afrontar una situación de invalidez de forma digna o incluso, en el peor de los casos, que la familia de un fallecido en accidente pueda acceder a un soporte económico y asesoramiento adecuado.

 

Opiniones

comentarios

Translate »