Mejores países para trabajar de profesor de español

Ahora que en este país nos hemos acostumbrado a buscar nuevas experiencias en el extranjero (aunque cada vez más, por suerte, por cuestión de curiosidad y placer más que por necesidad), una excelente forma de hacer futuro y encontrar la estabilidad en otros países es mediante el recurso de enseñar español en el extranjero.

La opción es el resultado de una combinación ganadora: una profesión de futuro en la que el conocimiento necesario lo tenemos “de serie”: sólo necesitamos la formación pedagógica, dominar el idioma del país al que nos dirigimos y ¡listos! Un futuro prometedor lleno de posibilidades.

Ahora bien, no es lo mismo trabajar de profesor de español en un país cuya cultura nos sea afín, que en un país exótico totalmente desconocido para nosotros… ¿qué factores debemos tener en cuenta?, ¿cuáles son los mejores países para trabajar de profesor de español?

Mejores países para trabajar como profesor

Imagen: fotolia.com

Países de cultura mediterránea

Si nuestra excelente decisión de lanzarnos a difundir nuestra lengua en países extranjeros viene más por cuestiones laborales que por querernos aventurar hacia nuevas experiencias, quizás la mejor opción sería buscar aquellos países que, aunque no manejen nuestro idioma como lengua oficial, por afinidad y cultura se asemejen a nuestro nivel de vida.

Estos países son en su mayoría los pertenecientes a la cuenca mediterránea y, por supuesto, nuestra vecina Portugal.

Así, en países como Italia o Francia, no sólo encontraremos un nivel de vida similar, una gastronomía común y una lengua “que nos suena” y que nos permite hacernos entender cuanto menos desde el primer minuto, sino que además estaremos “cerquita” de casa por si nos entra “la morriña”.

Países exóticos

Si por el contrario, nuestra elección la motiva el querer encontrarnos con nuevas culturas, nuevas rutinas, paisajes, tradiciones… Nada como un país exótico para enseñar español.

Esta cuestión no solo nos beneficia desde nuestra vena aventurera, sino también desde nuestra posición docente. Muchos de estos países exóticos que tanto nos han atraído en los últimos años como Vietnam, Tailandia, el Golfo Pérsico, la India, etc., están viendo en el público de habla hispana una gran fuente de ingresos mediante el turismo, por lo que poco a poco van requiriendo en mayor medida personal que maneje el español y aún no encuentran una amplia oferta de profesores que les enseñen otras lenguas.

Países con intereses en mercados hispanos

Cuando pensemos en profesor de español, no tenemos por qué recordar a la figura que tenemos del profesor de primaria o instituto que nos enseñaba inglés o francés: aunque es todo un modelo a seguir, encontramos en la enseñanza de idiomas para el mundo de los negocios, una salida cada vez más atractiva y con mejores posibilidades.

Así, en países que tengan intereses comerciales con España o incluso Latinoamérica, ofrecernos como profesores de español para el mundo de los negocios (en una escuela empresarial o incluso como particulares) es una atractiva y potencial salida profesional.

¿Y qué países tienen intereses en los mercados hispanos? Aquellos que han apreciado como el mercado anglosajón está saturado, multinacionales con presencia en todas las regiones, países de habla árabe y con grandes intereses inversionistas como los Emiratos, Qatar, Arabia, etc.

Países con el español como segunda lengua

Al igual que en España hay un creciente interés porque los profesores de segundas lenguas como el inglés, francés o alemán, sean nativos, nos encontramos la inversa: países donde el español forma parte de la enseñanza como segunda lengua y que requieren a profesores nativos.

Estos países son Estados Unidos y Brasil en América, Reino Unido, Francia, Portugal e Italia en Europa, Marruecos en África, Filipinas en Asia y con un creciente interés y con enseñanza opcional en las escuelas en países como Alemania, Australia, Suecia y Japón.