La huella ecológica y el desarrollo en oriente.
Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecologa y Derechos Humanos.

Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos

Gana dinero con un blog

La huella ecológica y el desarrollo en oriente.

Homo homini sacra res | 2008-12-01


Durante este año, China y la India, junto con otros países emergentes, evitaron comprometerse de forma nítida a reducir las emisiones de CO2, algo preocupante considerando que las naciones de China y la India junto con México, Brasil, Sudáfrica, Indonesia, Australia y Corea del Sur emiten más del 80% del CO2 global.




NOTA DE ÚLTIMA HORA: Hoy, día 11 de diciembre de 2008 China y la India han desbloqueado la aplicación del nuevo protocolo que sustituye al de Kioto. Los países en vías de desarrollo se comprometen, como los desarrollados, a reducir a la mitad sus emisiones de gases contaminantes para 2020.


 

En nuestro anterior artículo sobre la Huella ecológica, nos centramos en los aspectos científicos y ofrecimos una introducción sobre la metodología de cálculo de la Huella ecológica y las acciones a tomar para conseguir un desarrollo más sostenible.

Desde entonces hasta ahora, este concepto ha ganado popularidad (afortunadamente) aunque no por ello ha sido aplicado de forma concreta por el sector empresarial y los gobiernos en general. Las asociaciones ecologistas y asociaciones de consumidores de todo el mundo, a través de sus esfuerzos, conciencian a la ciudadanía de la importancia de la racionalización en el consumo de los recursos y obligan a los gobiernos a adoptar políticas cada vez más comprometidas con el desarrollo sostenible.

A pesar de todo, siguen existiendo actitudes totalmente dañinas para nuestro ecosistema a causa de la adhesión de nuevos países al modelo de desarrollo occidental. En el oriente, a través de este modelo, adoptado sobre todo por China y la India, todo lo avanzado en el resto el mundo puede verse eclipsado por lo niveles de contaminación y falta de un consumo sostenible de los recursos naturales.

Además, durante este año, China y la India, junto con otros países emergentes, evitaron comprometerse de forma nítida a reducir las emisiones de CO2, algo preocupante considerando que las naciones de China y la India junto con México, Brasil, Sudáfrica, Indonesia, Australia y Corea del Sur emiten más del 80% del CO2 global.

¿Esto signigfica que la única manera de convertirse en un país desarrollado es consumiendo de forma exgarada combustibles fósiles? Según el primer ministro indio, Manmohan Singh, su país "no puede, en este momento, considerar restricciones cuantitativas en las emisiones". Tampoco China parece considerar modificar su estilo de desarrollo justificándose de que es la única manera de salir de la pobreza.

En relación al tema de la Huella Ecológica, China y la India, además de aumentar sus emisiones de gases contamitantes también han aumentado su Huella Ecológica desde 1960. Por ejemplo, China, en el año 2002, alcanzó una huella ecológica un 19% superior a la biocapacidad del planeta, es decir, cada individuo, necesita 1,6 hectáreas mundiales y al año para poder mantener su nivel de vida. Seis años más tarde, China, con un crecimiento económico cercano al 10% no ha logrado bajar ésta cantidad lo cual puede ser sumamente grave considerando que su población representa una quinta parte del total mundial. Si la Huella Ecológica de China o al India sigue avanzando y acercándose al nivel de Estados Unidos (10 hectáreas de tierra productiva por habitante y año), solo China necesitaría todo el planeta para mantener a sus habitantes. Estos malos presagios no son propaganda demagógica, ya que el modelo de desarrollo chino e indio es el modelo que ha seguido Estados Unidos para su desarrollo.

La organiación WWF recomienda al gobierno chino seguir la pedagogía que ya se da en países europeos y conseguir que los ciudadanos chinos usen bombillas de bajo consumo, racionalicen el uso de electrodomésticos y del automóvil y se comience a invertir ya en energías renovables.

Pese a todo, da la sensación de que estas medidas solo las pueden tomar los países totalmente desarrollados y que los países aun en vías de desarrollo tienen que alcanzar a los primeros basándose en el cosumo de combustibles fósiles y en el modelo energético del siglo XX y que cuando consigan ser considerados desarrollados, podrán entoces aplicar políticas ecológicas.

 

Fuentes

 

http://www.lavozdegalicia.es/mundo/2008/07/10/0003_6974082.htm

http://www.elmundo.es/suplementos/natura/2006/4/1149890406.html