Edad Media en Europa: concepto, periodización y valoración
Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecologa y Derechos Humanos.

Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos

Gana dinero con un blog

Edad Media en Europa: concepto, periodización y valoración

Homo homini sacra res | 2012-07-25


Edad MediaSería el humanista Flavio Biondo (1388-1463) quien, a mediados del siglo XV, observó que el periodo histórico comprendido entre los siglos V y XV poseía una unidad histórica compacta y cerrada dominada por el uso del latín, la evolución a las lenguas romances y el dominio de la iglesia cristiana sobre el sistema de creencias anterior del Imperio Romano.



Juno a Biondo, otros historiadores del Renacimiento ya habían diferenciado la Edad Antigua (de Grecia y Roma) hasta la caída del Imperio de Occidente y una Edad Moderna que se iniciaba en el Renacimiento. En mitad de estos dos periodos existía un lapso de mil años donde, desde el punto de vista de la razón, Europa había caído en la oscuridad. Sin embargo, fue Giovanni Andrea de Bossi, obispo de Aleria, quien utilizó por primera vez el término Edad Media (Medium Aevum) para diferenciar aquel periodo de tiempo entre la Edad Antigua y el Renacimiento. Dos siglos después, el profesor Cristóbal Keller, oficializó el término en un programa de estudios para pasar a ser objeto de estudio y valoración por los historiadores.

Reinos bárbaros

Con la llegada de los "pueblos bárbaros", Europa evolucionó a una región compuesta de reinos feudales.

 

Las valoraciones sobre la Edad Media han sido varias y siempre han contado con un elemento ideológico que las ha convertido en un elemento de enfrentamiento entre ciencia y religión, democracia y dictadura, etc. hasta que en el siglo XX se ha profundizado en este periodo de tiempo con una visión más ideológica.

De las valoraciones más importantes se encuentran, por un lado, la de los ilustrados o iluministas que consideran este periodo con un lapso de nuestra historia oscuro, un retroceso en relación al pensamiento y comparado con la época clásica, y por otro, la de los románticos del siglo XIX, que ensalzan la épica caballeresca, la recuperación del espíritu nacional y la promulgación de la fe cristiana.

Ambas posiciones, como decía antes, poseen un elemento ideológico que tal vez no ofrezca una visión totalmente objetiva. Como dicen “ cuando uno va a coger leña, trae la madera que más le conviene” , y así ha ocurrido con las revisiones históricas de los ilustrados y románticos. A los primeros, se le escapa, por ejemplo, que durante la Edad Media, se construyen las grandes catedrales, lo que es un elemento de evolución en el mundo artístico; también se crean las Universidades, las primeras legislaciones de empresas y compañías y el concepto de comercio moderno. Los románticos, por el contrario, al proclamar un “Renacimiento Medieval” olvidan el desarrollo del pensamiento científico que tuvo un gran declive con la llegada de la Edad Media, sobre todo, por la influencia de las Iglesias cristianas en todos los ámbitos. También, el ensalzamiento del espíritu nacional se olvidó por completo del pensamiento relacionado con el derecho y la Democracia.

Afortunadamente, durante el siglo XX, pensadores como Marc Bloch o Jacques Le Goff, a propósito del estudio de la Edad Media, han propiciado un acercamiento más hermenéutico (en el sentido clásico) para los nuevos estudios, concluyendo que durante el medievo se produjeron aciertos y fracasos de toda índole y en todos los campos del saber.

Bibliografía:

MANUEL F. LADERO QUESADA Y PAULINA LÓPEZ PITA, Introducción a la Historia del Occidente Medieval, Editorial Universitaria Ramón Areces, 2010, Madrid.