Los Demos y el Kratein o el gobierno del pueblo
Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecologŪa y Derechos Humanos.

Revista iberoamericana sobre actualidad, cultura, ciencias, ecología y Derechos Humanos

Los Demos y el Kratein o el gobierno del pueblo

Homo homini sacra res | 2012-07-17


Los demos y el KrateinDemos, ‚Äėpueblo', y kratein, ‚Äėgobernar', el Gobierno del Pueblo, algo que supuso una irrupci√≥n dr√°stica en la pol√≠tica griega del siglo VI a.C. y debilit√≥ enormemente las viejas estructuras de la Atenas aristocr√°tica.



Político Solón Tirano Pisistrato

El político Solón.

Tirano Pisístrato

Aunque el concepto de demos y su praxis en la organizaci√≥n administrativa no se implant√≥ hasta la √©poca de Cl√≠stenes, la cuesti√≥n de la igualdad de la ciudadan√≠a ya se ven√≠a fraguando desde las reformas de S√≥lon en cuanto al reparto y trabajo de la productividad de la tierra, la ampliaci√≥n de derechos de los propietarios de las mismas y la moderaci√≥n de las tensiones entre las distintas clases sociales en las zonas rurales. Este proceso que buscada el gobierno del demos (un concepto todav√≠a generalizado a toda la poblaci√≥n de ciudadanos libres), seguir√≠a evolucionando con el tirano Pis√≠strato, periodo en el cual, el √Ātica se dividi√≥ en tres grandes √°reas: la llanura, la costa y las alturas. No obstante no fue hasta la llegada de Cl√≠stenes cuando se produjo un cambio importante en la administraci√≥n del √Ātica.

Político Clístenes

El político Clístenes.

Para generar este cambio, Cl√≠stenes, llegado al poder, dividi√≥ el √Ātica de cuatro tribus originales adiez nuevas tribus que se repart√≠an en tres grandes zonas: la zona costera, las tierras del interior y la ciudad de Atenas y sus alrededores. Cada una de estas zonas contar√≠a con diez departamentos (un total de treinta que se llamar√≠an trittyes) y cada uno de ellos se constitu√≠a de numerosos demos con miembros de las diez tribus, de forma que la antigua organizaci√≥n del poder en manos de unos determinados grupos quedara difuminada con una organizaci√≥n administrativa m√°s compleja y liderada por el conjunto de los ciudadanos. Para dar m√°s solidez a estas nuevas diez tribus, Cl√≠stenes se ocup√≥ de fundarlas bajo el amparo y en honor de los h√©roes tradicionales de la historia griega, dando un car√°cter m√°s sagrado, si se quiere, a esta nueva estructura administrativa. Cl√≠stenes se asegur√≥ que cada una de las diez tribus tuviera presencia en los treinta departamentos que compon√≠an las tres √°reas del √Ātica.

Esta nueva organizaci√≥n contaba como primera unidad administrativa con los demos, los cuales eran unidades vecinales o un conjunto de varias de √©stas con un tama√Īo insuficiente para constituir un propio demo, con autonom√≠a para gestionar sus tierras (comunales), los ingresos y los gastos, el reclutamiento de soldados y hasta la capacidad de poseer sus propios cultos locales. Mientras que en el entorno rural, como se ha dicho, los demos pod√≠an aglutinar a varias vecindades, en Atenas, la ciudad se dividi√≥ administrativamente en varios demos, algo as√≠ como distritos en la √©poca actual. Desde ese momento todo ciudadano fue inscrito en uno de estos demos que llegaban al numero de 140 en toda el √Ātica. La pertenencia al demos inclu√≠a unos derechos y unas obligaciones. En cuanto a los derechos, el pertenecer como ciudadano a uno de ellos provocaba la transferencia de esa cualidad a los hijos que como los padres adquir√≠an como apellido el nombre del demos. Los demotes, como as√≠ se llamaba a los ciudadanos, pose√≠an una igualdad radical en cuanto a participaci√≥n en la vida p√ļblica y compromiso militar y administrativo, por encima de la clase o linaje al que pertenecieran y la capacidad adquisitiva o posesi√≥n de tierras.

Boulé o Consejo de los Quinientos

Boulé o Consejo de los Quinientos

Para representar a cada uno de los demos, exist√≠an los demotai, que junto a los miembros de la Boul√© (Consejo de 500 ciudadanos representando a las diez tribus) y distintos magistrados, d√©marchos, se reun√≠an en el √°gora o asamblea y en la Ekklesia para discutir sobre temas administrativos y pol√≠ticos. Con esta nueva organizaci√≥n, Cl√≠stenes se asegur√≥ de que cada ciudadano tuviera representaci√≥n en los grandes organismos de decisi√≥n de toda el √Ātica, adem√°s de conseguir un nivel m√°s organizado del reclutamiento y el cobro de impuestos, lo que convirti√≥ a Atenas en la ciudad m√°s rica y poderosa de toda Grecia.

La nueva Atenas tuvo un gran impacto en al antiguo r√©gimen aristocr√°tico donde el Aer√≥pago se consolidaba como el principal centro de gobierno de la polis, y sus miembros, los m√°s ricos e influyentes, en los ciudadanos m√°s poderosos. El origen sagrado y premeditado de los demos, termin√≥ por condenar al ostracismo al Aer√≥pago que qued√≥ como estamento para arbitrar delitos graves. Los demos, a partir de Cl√≠stenes, asumieron el gobierno del √Ātica por encima de las viejas estructuras en la toma de decisiones, y los ciudadanos que los compon√≠an, se igualaron en derechos y obligaciones a la clase arist√≥crata.

Pese a todo, hay que destacar que a pesar de los esfuerzos de Clístenes, las diferencias económicas entre unos demotes y otros nunca fue salvada. Con estas reformas, el político había logrado acercarse al ideal democrático de igualdad entre unos ciudadanos miembros de una comunidad más allá de las diferencias entre linaje y riqueza y que trabajarían juntos para gobernarla, vivir de sus recursos y defenderla.

Bibliografia:

RAQUEL L√ďPEZ MELERO, Breve historia del Mundo Antiguo, Editorial Universitaria Ram√≥n Areces, 2¬™ edici√≥n, 2011, Madrid