Sentido relativo

Al llegar a la sección internacional, una imagen de gran tamaño (si se compara con las dimensiones habituales de las imágenes en los periódicos) le explotó en la cara como un bofetón o como un pellizco que rompe tu estado de confort. En ella, se veía el cuerpo de un niño de no más de 3 años tumbado boca abajo en la orilla de una playa con la cabeza apoyada justo en la línea que separa el mar de la arena, dónde las olas llegan y deciden volver.

Leer más