Aristocracia y democracia participativa ateniense

Solon

La democracia griega difería en algunos aspectos de la democracia actual. El más importante es que en Atenas, Esparta o Corintio, eran los propios ciudadanos quienes votaban directamente en la asamblea popular una vez que en la Boulé o Consejo de los 500 -e incluso en el Aeropago- se diseñaban esta o aquella ley. Es decir, hablamos de una democracia participativa donde la separación de poderes tampoco era como la actual: ejecutivo (gobierno), legislativo (parlamento y senado) y judicial (tribunales); mientras que en la Grecia antigua existían dos ámbitos para legislar -Aeropago y Boulé- y, por último, la Ekkesia o asamblea popular, donde el pueblo votaba.

Seguros privados

Asegurar coche robado

Es un tema que genera cierta controversia, sobre todo al compararlo con los servicios que el sistema de bienestar debería proporcionar al ciudadano en relación a la jubilación. No obstante, esta crítica no es realmente justa pues el número de contrataciones de seguros privados ha aumentado en los últimos años y, precisamente, ha sido a causa de la propia elección del ciudadano.

Qué es la criminología

Cesare Lombroso, el que es considerado el padre de la criminología - Fuente Foto: Wikipedia

Aprovechamos este tema concreto de la criminología para inaugurar una sección en la revista dedicada a la formación y los estudios. Queremos así informar a nuestros lectores de las distintas disciplinas académicas que existen y cómo se implementan en el…

Capitalismo utópico (II): la Pobreza

Doctor Diego Piacenza

No se debe atacar como se hace de forma casi inconsciente a la gran potencia mundial y sus aliados (EEUU, Europa, Israel, etc.) como la causante de todos los males de la humanidad, pues como están ahora en esa situación de privilegio, podría estar cualquier nación del mundo y los problemas seguirían siendo los mismos.

Capitalismo utópico (I): sociedad Pobre de Pobres

Doctor Diego Piacenza

Esta tesis nos permitirá entender que la búsqueda de una sociedad y el rol del hombre dentro de ella, como un elemento funcional, no son conceptos tan descabellados. A pesar de que a lo largo de la historia de la humanidad existieron varios modelos socio-económicos e infinidad de autores que en su afán de comprender la realidad social fueron creadores de sistemas muy avanzados y progresistas para sus épocas, ninguno hasta la actualidad ha logrado diseñar uno con los requisitos básicos para poder calificarlo como perfecto.

Pueblos Ibéricos (V): los Cartagineses

Asdrubal, el bello, fue sucesor de Amialcar y gobernó Hispania hasta que Hanibal.

Al hablar de Cartagineses, el pueblo antiguo con capital en Cartago, hablamos también de Fenicios o, al menos, de los herederos de estos. De hecho, la ciudad de Cartago fue, en sus inicios, una colonia fundada por los Fenicios de Tiro que, en su avance marítimo hacia el oeste, lograron establecer un gran asentamiento comercial en lo que hoy es Túnez.

El mediocre pensamiento católico actual

Rouco Varela

En relación a las declaraciones de estos y aquellos del ala dura del catolicismo -muy ubicada últimamente en España-, dos cosas sobre el reto que afronta el Papa Francisco: la primera es reconocer su valentía; la segunda, hacer constatar el durísimo trabajo que tiene por delante para traer al mediocre pensamiento católico actual al mundo de la razón.

La ideología de Federico García Lorca

Federico García Lorca

A Federico García Lorca lo mataron por revolucionario; por criticar lo patriarcal en defensa de lo matriarcal; por reconocer el valor de la cultura musulmana y arruinar así ese «salafismo» de la derecha española más reaccionaria; por defender los derechos del hombre frente a la alienación del estado; por des-cosificar a las clases y a las razas, como hizo con la población gitana; por soltar el puño sobre la mesa contra el capitalismo y la burguesía más inútil, o por equiparar homosexualidad y heterosexualidad…

En España, siempre gana Castilla

De nuevo, vemos como después de 30 años de intentos de avanzar a un proyecto ilustrado y verdaderamente socialdemócrata y liberal, el ultracatolicismo, el ultranacionalismo y el ultraconservadurismo se imponen. La historia es categórica en este sentido: en España, siempre gana Castilla.